dilluns, 9 de setembre de 2013

Ubisoft no honra al Credo!!!!


Después de dos días jugando a Assassin’s Creed 3, puedo confirmar mis temores.

 

Cuando jugué al primer Assassin’s, en aquel maravilloso 2007, flipé igual que todo el mundo, pero a las pocas horas de jugar ya me pareció repetitivo y cansino…Sube atalayas, roba a ese tipo, mata a ese otro, y lo mismo en todas las ciudades que visitabas…Tan repetitivo que ni lo terminé.

He pasado de la saga hasta que en Playstation Plus apareció Assassin’s Creed 3 el pasado 1 de Septiembre.

Por toda la información y videos que salieron justo antes de que se pusiera a la venta ya se podía entrever que este era distinto, más libertad, mejores gráficos, una historia muy atractiva (el nacimiento  de los EE.UU)… pintaba muy bien pero también pasé de comprarlo en su día.

Arranqué el juego pues con gran ilusión…

¡Uy! un video… juego… otro video… vaya… bueno otro video (a ver qué cuenta…), vaya  ¡sólo ha durado 4 segundos! Otra vez al juego, otro video (y lo que tardan a cargar…), juego, otro video…. BUENO ¡BASTA YA!

Si queréis poner escenas cinematográficas, primero: ¡que tengan cierta duración! Y segundo: ¡intentad eliminar los tiempos de carga! Que hay juegos de Play 2 que ya no tenían.
 
 

Rockstar y su Red Dead Redemption son un buen ejemplo de lo contrario. Incluyen un montón de escenas cinematográficas, todas más que justificadas porque te introducen de una forma bestial en ese mundo del lejano oeste. Tienen cierta duración, es decir, que dejas el mando y te dedicas a disfrutar durante un rato de buenos diálogos dignos de Django Unchained de Tarantino.

Otro buen ejemplo es The Last of Us, donde la gente de Naughty Dog ha conseguido que las microescenas cinematográficas se mezclen con el juego de forma que casi no nos damos cuenta. Consiguiendo un ritmo y una inmersión total del jugador al mundo creado.

Pues bien, Assassin’s Creed no hace ni una cosa ni la otra. Cada dos minutos nos cortan con videos y algunos tan estúpidos y cortos que a la tercera vez que te aparecen ya estas harto de tanto corte y encima con una pantallita en blanco cargando… desesperante e imperdonable en el siglo XXI.

En sí el juego está bastante mejor que todos los demás Assassin’s  y nos lo pasamos de muerte en las peleas con espada y los combates navales, pero no puede ser que un juego tan bueno o de nivel AAA, tenga estos detalles tan feos a la hora de jugar, cortando el ritmo de esta forma.

La conclusión es que es un “quiero y no puedo”, un juego grande pero en realidad con errores de juego malo.  Es una lástima ya que la historia está muy bien (nos encantan los personajes históricos reales) y los gráfico están a buen nivel.  Detalles como los minijuegos y las misiones extras nos gustan mucho.

Señores de Ubisoft la entrega anual es un grave error, sobretodo de IPs como esta que piden juegos grandes. Aprendan de Rockstar o Naughty Dog y regalen al público juegos que pasarán a la historia.

Si no seguirán haciendo un flaco favor al Credo…

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada